Cuando la ausencia de entrenamiento conduce al maltrato

Bien dicen “un perro educado, donde sea es bien recibido”

Seguramente hemos escuchado a un papá o mamá decirle a su hijo en voz baja  “mira ese niño de ahí… ¿ya viste qué bien portado es? Por eso a él si le van a dar helado y a ti no, por grosero.” Con sus debidas distancias, al igual que en los humanos, en los perros una educación adecuada es indispensable.

Si bien los perros no tienen el concepto de bueno y malo, es precisamente a los humanos a quienes nos toca indicarles si las conductas que expresan son deseables o no cuando conviven con una familia humana. Si nos gustó lo que hizo lo premiaremos para alentarlo a que lo vuelva a hacer, si reprobamos lo que hizo, lo ignoraremos totalmente y el perro, al ver que no tiene una repercusión positiva su acto, dejará de hacerlo.

Uno de los primeros pasos hacia el maltrato en los perros es exactamente que el perro carezca de lo que se suele llamar educación básica ó el entrenamiento adecuado.

El patrón tristemente repetido es más o menos el siguiente:

  1. Llega un nuevo cachorrito al hogar y al no tener el tiempo y la paciencia de enseñarlo a ir al baño en un sitio adecuado y después de encontrarse continuamente “regalitos” por toda la casa, se decide que el perro viva afuera, con todo lo que ello implica cuando no se tienen acondicionadas las áreas exteriores.
  2. No tener la precaución de enseñarle lo básico (quieto, sentado, etc) al abrir la puerta para que entre a la casa, el cachorro con energía desbordada, entra desatado, rompe dos jarrones y se sube al sillón con las patas mojadas y con lodo. Se decide que no vuelva a entrar a la casa.
  3. Después de haber estado confinado durante 6 días es decir 144 horas a un patio, el domingo tienen a bien llevarlo al parque. Al no haberle enseñado cosas básicas como no te jales, camina junto, no le brinques a las personas y como es natural, después de haber pasado 3456 minutos encerrado, el perro sale como caballo desbocado y prácticamente te disloca el hombro, ensucia a tres señoras, tira a un niño y se pelea con los perros de los vecinos. Se decide que el perro no sale más y de castigo se va a la azotea si bien le va, amarrado ó a un horrible traspatio.

El desenlace es más que obvio, se creó un círculo vicioso en el que, el de menos culpa fue el perro. Termina viviendo en el mejor caso en una “casita” de plástico con un plato de agua verde, tibia, asoleada y llena de babas y otro plato de croquetas de mala calidad y rancias por qué obvio, como no es mi perro, no es mi responsabilidad y ésta semana le tocaba a “Chuchito” subirle de comer, pues no come, y si bien le va, un día a la semana se limpiará esa nueva prisión donde le esperan aún 8 o 10 años de confinación, soledad, aburrimiento y dolor.

Pues si bien no en todos los casos sucede, tristemente la falta de entrenamiento en un perro en muchas ocasiones es el primer paso y el ultimo hacia el maltrato, la crueldad y la reproducción de violencia. La falta de interés hacia algo que creemos o damos por sentado y que viene implícito en todo perro, es el primer empujón que le damos hacia una vida de soledad y abandono.

¿Y tú? el día de hoy, (hablando del día de hoy) no el acumulado de la semana, ¿Cuánto tiempo le has dedicado al entrenamiento de tu perro o al menos a jugar con él?

Soy Arturo Cruz y te recuerdo que se puede vivir sin un perro o sin un gato pero no vale la pena.

Arturo Cruz

 

En colaboración para Defensoría Animal


ASHA: UNA LUZ DE ESPERANZA

ASHA: UNA LUZ DE ESPERANZA

por Melissa Trouyet

Nos enteramos del caso de esta pequeña a través de una conocida que estaba trabajando en un proyecto a beneficio de los niños en una zona desfavorecida del área metropolitana. Unos jóvenes se le acercaron y le contaron del caso de esta perrita que tenía una herida gravísima con hueso expuesto, pidiéndole apoyo. Esta mujer nos contactó y nos pidió nuestro apoyo, contándonos que ya le iban a amputar la patita pero estaban buscando quien la acogiera o un albergue que la recibiera. Le expliqué que los albergues están saturadísimos y un caso así, sería muy difícil que alguien quisiera tomar. Sin embargo, no podía borrar la imagen de su patita destrozada de mi mente.  Decidí consultar a un Médico Veterinario que siempre nos apoya y pedirle su opinión del caso. Me contestó que con gusto la evaluaría. Hablamos con quien  la reportó ofreciendo hacernos cargo del caso, ella a su vez habló con los chavos y accedieron. Se canceló la amputación prevista para el día siguiente.

 

Al día siguiente llegó la perrita en un taxi con sus rescatistas a la clínica Animalitos donde fue recibida.

Después de evaluarla nos contactó el medico tratante y nos dijo que el hueso no había perdido irrigación y que había una posibilidad remota pero existente de salvarle la pata si conseguíamos tratamientos en la cámara hiperbárica, el cual es  muy costoso.

Lanzamos el caso de la perrita a redes pidiendo sugerencias de nombres para ella. Recibimos muchísimas sugerencias y votos y al final ASHA que significa esperanza en hindi ganó la mayoría de votos.

 

Asha fue ganando corazones en todos lados. Su mirada dulce y sus ganas de vivir y luchar fueron derribando barreras. La clínica hiperbárica nos hizo un paquete de descuento para su tratamiento.  La clínica veterinaria nos ayudo gestionando su caso, cuidándola y resguardándola. La cuidaban día y noche. Muchísimas personas se sumaron al esfuerzo. El caso de Asha se subió a Donadora y se logró reunir 20 mil 100 pesos en aportaciones y entre el equipo de Defensoría, amigos y familiares logramos recaudar los otros 30 mil. Fue realmente conmovedor ver cómo se iban sumando personas de todos lados para apoyar a Asha.

Hoy la patita de Asha está ya casi recuperada. Asha está esterilizada, vacunada, desparasitada y lista para encontrar un hogar para siempre. Asha nos deja una muestra del lado más bonito del ser humano, de la solidaridad, compasión y entrega y de que cuando nos unimos y se tiene voluntad ¡todo se puede!

Ayúdanos a encontrar hogar para Asha y cerrar una historia de esperanza con un final feliz.


¿Porqué es tan importante el juego y el uso de herramientas de enriquecimiento ambiental y modificación conductual en los refugios?

¿Porqué es tan importante el juego y el uso de herramientas de enriquecimiento ambiental y modificación conductual en los refugios?   

 

Emmanuel Pedraza

 

El enriquecimiento ambiental consiste en mejorar el entorno donde vive un individuo con el objeto de que desarrolle conductas típicas de su especie, y a la vez mejorar su bienestar y reducir el nivel de estrés. Cada perro y sus circunstancias son distintas y por ello es importante observar las tendencias naturales y elaborar un plan de enriquecimiento adecuado, con la intención de mejorar estas conductas naturales y evitar las indeseables en cada individuo.

 

Los refugios nos enfrentamos a muchas situaciones debido la cantidad de animales que ingresan, a los cuales se les intentará buscar hogar definitivo en algún momento, para la cual deben estar sanos física y mentalmente, pero en muchos de los casos estos animales presentan problemas como el miedo, ansiedad, nivel alto de respuesta hostil o nula sociabilización. Estos animales al presentar hipersensibilidad demuestran baja o nula confianza a su entorno y no se adaptan fácilmente a nuevas situaciones provocándoles ansiedad, por lo que el uso de herramientas como el Kong resultan adecuadas para superar sus problemas y buscar que vivan más felices.

 

Existen diversos tipos de enriquecimiento ambiental y entre estos está el enriquecimiento de tipo sensorial es aquí donde se insertan herramientas o juguetes como el Kong el cual permite estimular sus sentidos, habituarlo a estas prácticas mejorará su sensibilidad, su respuesta a estímulos externos, evitando el aburrimiento y algunas conductas indeseables.

 

Kong va más allá de ser un muy buen juguete, es una herramienta de modificación conductual y enriquecimiento estupenda, que se usa desde la rehabilitación de un perro con problemas hasta el entrenamiento o ejercitación física y conductual de un perro sano.

 


Reflejo de una sociedad clasista y machista

Reflejo de una sociedad clasista y machista

por Melissa Trouyet

“La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que se trata a sus animales”

Mahatma Ghandi

La mañana del 12 noviembre, aunque fresca, era soleada y agradable para la temporada otoñal en el municipio de Ecatzingo en Estado de México.  A las 10 de la mañana ya había personas formadas en el auditorio con sus gatos en bolsas de mercado y sus perros con collar y correa tal como se había indicado, esperando arrancara la campaña de esterilización.

En los días posteriores al sismo que sacudió a México el pasado septiembre, se habían hecho recorridos en este municipio llevando ayuda para los damnificados. Durante estos fue evidente el grave problema de animales en situación de calle, y sobrepoblación en general aunada a negligencia y descuido. Con el apoyo de dos familias locales y las gestiones de las autoridades municipales quienes nos prestaron el auditorio arranco la jornada de esterilización.

Fue un día conmovedor, que te cimbraba en la realidad del México que vivimos y sobre todo agridulce.

A primera instancia la escena era el caso de éxito perfecto. Un equipo de veterinarios de Ecatepec había montado un quirófano móvil y había donado no solo su tiempo, sino que todos los insumos necesarios para las cirugías e incluso llevaron veterinarios recién egresados quienes también donaron su tiempo. Tres asociaciones animalistas y una voluntaria independiente del distrito federal reunieron croquetas, cobijas, y pipetas anti pulgas para repartir. Las dos familias locales se encargaron de repartir los volantes explicando los beneficios de la esterilización y las condiciones en las cuales tenían que llegar los animales para prevenir riesgos innecesarios y montaron un comal donde hacían sopes y repartían bebidas a los veterinarios y voluntarios. Pronto se habían repartido las 50 fichas (se tenia pensado esterilizar 50 animales) e incluso 10 mas. No faltó la historia conmovedora del día: un niño que llevo a su mascota Sheyla a esterilizar y se tiró al llanto cuando le dijeron su mascota tenía cáncer (tenia tumor venero transmisible) altamente contagioso y prevenible, por cierto, con esterilización oportuna y masiva en la comunidad. Una voluntaria se conmovió y traslado la mascota a DF donde permanecerá un mes en lo que se aplica el costoso tratamiento antes de ser devuelta a su dueño.

 

 

Sin embargo, detrás de 60 exitosas cirugías se filtra un reflejo de una sociedad negligente y desigual. Muchas de las intervenciones se complicaron, aunque fueron exitosas. Las hembras traían los tejidos débiles y rasgados de excesivos partos, había lesiones de vejiga y otras situaciones producto de poca atención y cuidado.

De 60 animales 11 fueron gatos (la mayoría hembras) y de los 49 perros operados se contabilizo 45 hembras y 4 machos. Mientras las hembras se encontraban en recuperación aun bajo efectos de anestesia, llegaban familias con otras mascotas a recogerlas. Al ofrecer esterilizar también a esas mascotas nos enfrentamos a una rotunda negativa “ellos no, pues son machos” (a pesar que la cirugía en machos es mucho mas sencilla y requiere muchos menos cuidados postoperatorios). También aparecían uno que otro que nos informaban que “su perro estaba bonito” y “sacaba buenos cachorros que servían para venta” y los terceros nos informaban que su “perro era fino”.

Uno hace lo que puede. Al termino del día regresamos los tanques de gas que nos habían amablemente prestado y descubrimos un criadero clandestino de Beagles en la azotea. Retornamos a la CDMX en silencio con un perro a tratar con cáncer y otro un Beagle de “raza” que a pesar de eso estaba flaco, maltratado y en situación de calle (como si ser de raza lo protegiera de una sociedad de olvido y negligencia en el mejor de los casos y violencia como otra posibilidad.)

Ecatzingo no es la excepción, la situación se repite en infinidad de municipios.

Los animales no son punto y a parte, desde tiempos ancestrales han sido parte de nuestras comunidades y sociedades, y como los tratamos a ellos nos tratamos entre nosotros: sin compasión, volteando la cara, con machismo, privilegiando el físico o ciertas “razas”, con discursos políticos demagógicos y políticas publicas retrogradas. Por cierto, mientras escribo esto se discute en la cámara la NOM 011-SSA2-2011 para la prevención y control de la rabia humana y en los perros y gatos, donde se privilegia la matanza animal por encima de la esterilización y prevención cuando diversos estudios internacionales comprueban que la prevención es la única solución. Otra vez quieren tapar el pozo ya que hay un niño ahogado.

Y así, marchamos hacia adelante consternados y confundidos sobre el indicie creciente de feminicidios, enojados que indígenas que robaron algo menor están pudriéndose en la cárcel mientras políticos que hunden cada vez mas a México huyen del país con fortunas robadas y se dan la vida grande, indignados de la cantidad de dinero que se asigna a partidos políticos y los continuos recortes en educación, medio ambiente y desarrollo social.

Albert Einstein dijo: “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados". Considero no hace falta elaborar.

*Imágenes de referencia encontradas en google.

 

 


La crueldad y el maltrato animal síntomas preocupantes de violencia social.

La crueldad y el maltrato animal síntomas preocupantes de violencia social.

Por Emmanuel Pedraza

Resulta evidente para cualquier ciudadano, más allá de su nivel social, económico, educativo o cultural que México pasa por un momento crítico, en muchos sentidos, pero especialmente existe un tema que genera un impacto social muy profundo, hablamos de la violencia, definida como todo acto que guarde relación con la práctica de la fuerza física o verbal sobre otra persona, animal u objeto originando un daño sobre los mismos. El elemento principal dentro de las acciones violentas, es el uso de la fuerza tanto física como psicológica para el logro de los objetivos, y en contra de la víctima. Cada día vemos como se recrudecen los hechos violentos de toda índole, la violencia se gesta, crece y cobra fuerza ante la impunidad, la corrupción o simplemente ante la inacción de la sociedad.

Dentro de esta oleada interminable existe un tipo de violencia cuyas víctimas son las otras formas de vida, especialmente los animales no humanos, aunque esta forma de violencia ha sido ampliamente estudiada, parece pasar desapercibida ante nuestra sociedad, opacada por ese enorme monstruo que representa la violencia hacia nosotros mismos, sin embargo y como bien menciona la psicoterapeuta Nelly Glatt “El maltrato animal es, a la vez, un factor que predispone a la violencia social y, al mismo tiempo, una consecuencia de la misma.”  Por tanto, resulta necesario entender y poner en su justa dimensión la estrecha relación entre la crueldad, el maltrato animal y la violencia social.

Por años hemos hablado, incluyéndome, de como la violencia hacia los animales “escala” y puede llegar a los humanos, pero es justo en esta conceptualización, naturalmente antropocentrista, donde podemos estar errados al aceptar que la violencia hacia los animales es por definición menos grave que violencia ejercida hacia los seres humanos, si bien, nuestro natural instinto de protección y solidaridad a la propia especie nos lleva a pensar en este sentido, la realidad es que la violencia no escala, la violencia solo se reproduce, independientemente de que especie sea la víctima.

En México podemos observar como la violencia hacia los animales guarda una muy cercana relación con las otras formas de violencia, los municipios con mayor índice de maltrato hacia los animales son aquellos que al mismo tiempo presentan las mayores tasas de crímenes violentos como homicidios, feminicidios, violaciones, robos con violencia o secuestros.

Hace algunos años y siendo parte de un proyecto para cambiar la vocación de un centro antirrábico hacia un Centro de Bienestar Animal, atendimos una denuncia sobre un pequeño perro maltratado constantemente por sus dueños, al acudir junto con la autoridad y después de muchas peripecias (ya que el tema animal es considerado como un asunto no prioritario para los gobiernos), logramos entrevistarnos con la familia, detectamos que en efecto existía grave maltrato animal por parte de los menores de edad y por parte del padre de familia, al profundizar sobre el asunto se logró determinar que el padre golpeaba a su esposa y a los niños y utilizaba la crueldad hacia el pequeño perro como instrumento de control y amenazas para su esposa e hijos, lo que los expertos llaman “maltrato animal instrumental”, este caso resulta un ejemplo muy claro de como la crueldad o maltrato hacia los animales es un indicador bastante certero, confiable y temprano para detectar violencia interpersonal. La relación de violencia está tan probada, que, por ejemplo, el Buró Federal de Investigación de los Estados Unidos (FBI) considera la crueldad hacia los animales dentro de su “Catálogo de Crímenes contra la Sociedad y genera un registro de agresores con el objeto de mantener una vigilancia estrecha sobre estos sujetos, al considerarlos potencialmente peligrosos.

La violencia se reproduce, el que e

Hablando de violencia de género en Reino Unido un estudio reveló que en un 66% de los casos de violencia doméstica hacia la mujer han sido acompañados por el maltrato físico de su animal de compañía por parte del cónyuge. María José Bernuz Beneitez en su articulo “El maltrato animal como violencia doméstica y de género. Un análisis sobre las víctimas”, Revista de Victimología, menciona “El fenómeno quizás más analizado es el de la repercusión de la violencia contra los animales (dentro o fuera de la familia) en el desarrollo cognitivo y emocional de los menores que asisten como testigos o partícipes (forzados o no) en actos de maltrato contra sus animales de compañía. En este sentido, se han destacado tres situaciones. Una, que relaciona el ser testigos de situaciones de violencia como un indicador de riesgo de que esos menores puedan reproducir esa violencia contra los animales o contra las personas. Otra, que considera que el maltrato de animales por parte del menor puede servir como una alerta de que él mismo esté viviendo situaciones de violencia en el entorno familiar. Asimismo, los actos de violencia contra los animales, sobre todo durante la adolescencia, pueden ser un indicativo de futuras psicopatologías que si no se identifican y tratan adecuadamente pueden incrementar su severidad.”

Dicho todo esto entonces solo queda preguntarnos ¿Por qué hasta hoy en nuestro país no estamos tomando medidas contundentes? La triste realidad es que la violencia en todas sus formas ha encontrado en México tierra fértil para crecer, a pesar de que existe legislación en casi todo el territorio que sanciona la crueldad hacia los animales, desafortunadamente la corrupción, el nivel de impunidad, pero sobre todo la falta de entendimiento de las autoridades sobre el maltrato animal y su repercusión sobre la violencia social, hace complicado el camino hacia políticas públicas que intenten detener o al menos mitigar el daño social que esto causa.

Sin embargo, hoy, más que nunca, existe una sociedad activa e informada, que presiona, que ejerce, es ahí donde se gesta el verdadero cambio, en Defensoría Animal luchamos por un país mejor para todos, estamos convencidos que una sociedad que respeta y protege a sus animales será una sociedad libre de violencia.


¿Por qué la esterilización es la opción?

Hay una serie de mitos y creencias alrededor de esterilizar o no a tus animales de compañía. Nosotros estamos totalmente a favor de ella, no sólo como herramienta para el control de las poblaciones y por sus beneficios comunitarios, sino, además para el propio bienestar individual, tanto físico como emocional del perro o gato.

Tratamos de conglomerar los principales mitos que hay sobre el tema y desmitificarlos con un hecho real:

  • Mito: “La esterilización/castración es antinatural y es una molestia para el animal.”
  • Realidad: Es cierto que los perros y gatos nacen con la capacidad de reproducción sexual y que, por tanto, de manera natural tienen instintos que tienden a desarrollar esta faceta de su vida. No obstante, sus órganos genitales van destinados a una vida libre y salvajeque no es la que llevan bajo nuestra protección. Es decir, dichos órganos no tienen una función concreta en un entorno humanizado y acotado a su realidad al ser un animal de compañía.
  • Mito: “Los perros o gatos deben tener una camada/un celo antes de la esterilización.”
  • Realidad: La evidencia médica indica justo lo contrario, tanto hembras como machos esterilizados antes de su primer celo, son usualmente más saludables. En hembras eliminamos el riesgo de cáncer de útero y en machos el de testículo, no solo por eliminar los órganos sino también al reducir los niveles hormonales en sangre. Por la selección genética a la que han sido sometidos, muchas veces priorizando patrones estéticos o funcionales por delante de los de salud, los perros son más propensos a padecer todo tipo de tumores que los humanos. Por lo tanto, todo lo que signifique rebajar dicho riesgo es recomendable.
  • Mito: “Deseo que mi perro sea protector.”
  • Realidad: Es naturalmente instintivo para un perro, incluso para un gato proteger su casa y a su familia. La personalidad de un animal está determinada más por la genética y el medio en que vive que por las hormonas sexuales.
  • Mito: “No quiero que mi perro o gato macho se sienta menos macho.”
  • Realidad: Los animales no tienen ningún concepto de identidad sexual o ego. La esterilización no cambiará su personalidad básica. Ellos no sufren ninguna clase de reacción emocional o crisis de identidad cuando son esterilizados.
  • Mito: “Se volverá obeso y perezoso.”
  • Realidad: La única razón por la que un animal se vuelve obeso y perezoso es porque los humanos no les proporcionamos el alimento adecuado y el ejercicio necesario.
  • Mito: “Mi perro/gato es tan especial, quiero un cachorro/gatito igual a él.”
  • Realidad:Los cachorros de un animal de compañía tienen una improbable posibilidad de ser una copia al carbón de éste. Ni siquiera los criadores profesionales pueden garantizar esto. Hay una cantidad inmensa de animales en albergues y en situación de maltrato y abandono que esperan y merecen un hogar, darles la oportunidad puede no solo #cambiarSusVidas sino, además, al adoptar permites que se salven muchas más vidas.

Más realidades:

  • Se reducen considerablemente las infecciones e irritaciones vaginales en las hembras: Las vaginitis, tras las secreciones de sangre y flujo del celo, son muy comunes en las perras no esterilizadas, y suelen ser fuente de problemas infecciosos mortales como es la piometra.
  • Evitamos problemas de próstata en los machos pues al carecer de testículos, los machos adultos ven muy reducida su exposición a tumores prostáticos. Y reducimos el riesgo de sufrir cáncer de mama en las hembras.
  • Se reduce el riesgo de extravíos en machos que muchas veces ocurre por seguir el rastro de una hembra en celo.
  • Alargamos la vida del animal: Según un meta-estudio sobre 40.000 perros y gatos esterilizados, publicado en el American Journal of Veterinarian Reserarch en 2013, los beneficios de la esterilización se resumen en que la vida del perro/gato se alarga en promedio un 24%respecto al perro/gato que no es castrado.
  • Cada año millones de perros y gatos en situación de calle son sacrificados o mueren por enfermedad o accidentes. Mantener con vida a más animales de los que somos capaces de cuidar y mantener por las razones que sean, es un acto de profundo egoísmo e indiferencia. Más allá del sufrimiento individual de estos animales, la sobrepoblación de faunas callejeras es causa de problemas de salud pública que afecta a comunidades enteras. La esterilización es fundamental y muy probablemente la única posible solución para el manejo de la sobrepoblación y de las preocupaciones sobre control de enfermedades.
  • Según la American Society for Prevention of Cruelty to Animals, una campaña de esterilización masiva y organizada de los perros y gatos domésticos eliminaría por completo el problema del abandono de animales en las principales ciudades del tercer mundo. Nosotros creemos que además de la esterilización tendríamos que prohibir la venta ilegal y regular y quizás también prohibir la venta legal de animales de compañía. Fomentar la adopción y el cuidado responsable; castigar el maltrato y el abandono y concientizar a sociedades y gobiernos que un mundo mejor para los animales, es un mundo mejor para todos.
Mitos y realidades sobre la esterilización.

 En Defensoría Animal sabemos que la esterilización es una de las únicas posibles soluciones para disminuir el número de animales en situación de calle, por lo que con nuestro programa #VamosXMás * por cada perro o gato adoptado esterilizaremos a un perro gato en zonas vulnerables. ¡Tú también puedes cambiar historias! #Adopta #Apadrina #Dona * y ayúdanos a seguir salvando vidas.

 


Scarlett

Scarlett: Scarlett fue reportada en redes como víctima de abuso sexual con el útero
totalmente de fuera. Se rescató y se llevó a la Clínica Animalitos donde fue tratada
inicialmente. Pasó varios meses más recuperándose en el Santuario, sin embargo
presentaba algunos problemas conductuales, se deprimía mucho y era agresiva con
algunos perros. Por lo que recurrimos a tratamiento etológico con el Doctor Benjamín
Luna, quien la trató durante 3 meses. Scarlett regresó al rancho muy recuperada de salud, ánimo y mucho más equilibrada. Al poco tiempo de su regreso Scarlett fue adoptada y
hoy en día vive feliz con una gran familia.


Ramiro

Ramiro: Ramiro era un perro literalmente en los huesos que vagaba buscando comida y
con muy pocas posibilidades de sobrevivir. Fue reportado en redes por una persona que
no podía hacerse cargo de él. Se rescató y estuvo algunos días en observación médica.
Padecía una grave desnutrición. Pasó aproximadamente un año en el santuario de
Defensoría Animal, recuperando peso y la confianza en las personas. Hasta que una
familia un día lo vio en Petco y se enamoró de él. Hoy Ramiro vive en Xalapa, Veracruz con
una compañera boxer y es muy feliz.


Teodoro

Teodoro: Teodoro fue reportado en redes como un perro con un tumor que llevaba
varios días vagando en las calles. Se rescató fue llevado a la Clínica Animalitos donde
estuvo internado más de 3 meses. Teodoro tenia 14 tumores tanto internos como
externos. Uno en el pene particularmente muy grande y complicado, por lo que se le
realizó una operación para amputarle el miembro y acondicionarle un orificio para que
pudiera orinar. La operación fue sumamente exitosa. Teodoro pasó algunos meses en el
santuario de Defensoría Animal, recuperándose hasta que fue adoptado por una familia
que lo ama.


Aurora

Aurora: Aurora es una potranca muy joven que se fracturó la mano izquierda en un
rancho en Monterrey y sus dueños querían sacrificarla al no querer solventar su
tratamiento. Fue trasladada al Hospital de Equinos de la UNAM donde se le colocaron
clavos y placas. Después de unas semanas fue hospitalizada de nuevo para realizarle una
segunda operación, donde le retiraron los clavos y las placas. Hoy en día está totalmente
recuperada, camina, trota, galopa y es muy feliz en el Santuario de Defensoría Animal.